Aprende a sobrellevar tu trabajo si sufres de estrés y ansiedad

Escrito por Alejandra Murillo – 25/8/2021

Trabajo y estrés, normalmente solemos relacionar estas palabras con facilidad, por el hecho que hemos catalogado el trabajo como un lugar en donde te sientes apretado en cuestiones de agenda y organización, pero en este caso podemos ver cómo el orden de las palabras puede alterar la interpretación; si cambiamos el «aprender a sobrellevar el estrés del trabajo» por «aprender a sobrellevar tu trabajo si sufres estrés», claramente hay una diferencia, no siempre las cuestiones laborales son la causante de tus problemas con la frustración; la ansiedad es un altercado muy constante en toda la población, que te obstruye al realizar con regularidad tus obligaciones, por eso aprenderemos cómo lidiar con esta problemática de forma natural.

La ansiedad es subjetiva, a veces viene del trabajo, sí, pero no descartamos otras razones, por el cual, este trastorno puede nacer e implementarse en nosotros, la verdad que, si nos ponemos a explorar el sin números de provocantes, encontraremos factores de todo tipo que se desarrollan en un solo punto: nuestra vida personal. No todo en el mundo o en nuestro mundo gira alrededor de un empleo, hay otros miles de razones por las cuales nuestra cabeza mantiene preocupaciones, y es necesario saber separar tu vida privada con tu vida profesional, a esto me refiero de forma general.

Hay una frase que me llama mucho la atención, «al momento de entrar a tu trabajo deja tus problemas colgados en la entrada», es válido, incluso tiene sentido, pero no es sencillo, solo considera, ¿cómo lograrías desprenderte de tus pensamientos? Lo sé, suena complicado, descuida, no hay nada imposible en esta vida.

El estrés, la ansiedad o problemas (no importa cómo quieras llamarlo), se presentan en todas las personas de todas las edades, no hay un límite de edad en donde uno puede decir, «¡está bien, ya fue suficiente!», lo que sí hay es un momento para decidir controlarlo.

1- Descubre la fuente de tu estrés/ansiedad.

Es un trabajo duro identificar la causa, a veces suele venir por traumas que no se han superado, o simplemente de algo momentáneo, solo repasa un instante y descubre el motivo de tu inquietud, ya sabiendo esa información, lograrás estabilizar tus emociones lo más rápido posible.

No es un consejo eliminar el problema de un modo impulsivo, no te recomiendo eso, nada se resuelve si se acciona sin pensar, te aconsejo que estudies tu situación y busques una solución si de ti depende.

 2- Aparta tu vida de tu trabajo.

En experiencias pasadas, por lo que he observado he aprendido que nunca se deben mezclar lo personal con lo laboral, así como no es correcto trabajar en momentos en los cuales estás en familia, tampoco lo es involucrar tu trabajo en cuestiones familiares, si es posible evita hablar de ello mientras estás en el ambiente profesional, ante todo queremos demostrar actitudes elocuentes, si te empeñas en pensar y seguir pensando en aquello que no te deja en paz, será más difícil dejarlo afuera, recuerda la frase del principio.

¡Ojo con esto!, no me refiero que lo mejor es guardarte tus conflictos, es recomendable expresarlos, pero hay momento para todo, y suelo creer que el trabajo no es un lugar en dónde te puedes dar ese lujo.

3- Prepárate psicológicamente antes de empezar tu rutina laboral.

Aunque intentemos solucionar los problemas al instante, lastimosamente hay unos que toman más tiempo, y pueden llegar hasta el siguiente día en donde tienes que iniciar otra vez con tus obligaciones, tal vez no te levantes con ánimos, pero si puedes crear hábitos que te ayudan a mejorar el ánimo.

Levántate temprano, sal a correr, haz ejercicio, cocina un buen desayuno y despeja tu mente, para estar fresco y destacar en tus oficios.

4- Considera trabajar desde casa. (si te es posible)

Como habíamos mencionado hay muchos tipos de ansiedad, no todos se enlazan con problemas externos al trabajo, en algunos casos las personas son hipersensibles al estar en público y se estresan con tan solo estar en contacto con otras personas, se les hace más arduo el mantener sociabilidad con las demás personas. Crea un horario no tan estructurado.

No siempre es posible que la empresa te permita esta opción, de manera de sustituir el consejo anterior, aprovecha los days off o días libres, en los cuales puedes despejar tu mente y hacer cualquier actividad de tu agrado.

5- Recurre a un especialista.

Así como hay varias formas de poder controlar la ansiedad y el estrés, no todas pueden resultar eficaces, a veces no es suficiente solo tener la disposición, así que lo mejor en ciertos casos es buscar un profesional en el asunto, y que este te ayude a manejar tus problemas.

Les daré un ejemplo, desde que empecé a crecer y tener más responsabilidades, se me desarrolló una ansiedad un poco molesta, no sabía cuál era la fuente de ese repentino trastorno y pase un largo tiempo ignorándolo y viviendo con los resultados de este problema, hasta que me percate que era algo que afectaba mi desenvolvimiento, entonces decidí recurrir a un especialista con quien he venido trabajando, es algo muy liberador en muchas cuestiones, aparte de ayudarte con tus complicaciones en los temas laborales, también causa un efecto que, inconscientemente te ayuda a cambiar tus hábitos y perspectivas de tu normalidad.

No hagas lo que un día varios hicimos, ignorar esto que es real, subestimamos los trastornos porque nos da la sensación de sentirnos débiles, no lo eres por aceptar que en ocasiones tu gran canasta de resistencia no puede con tanto, las personas no somos perfectas, no hay que señalar algo que nos afecta como «anormal», la primera prueba de auto respetarse es cuidar nuestra salud mental y física.

Tu trabajo importa, pero tu bienestar igual, convierte ese ambiente laboral en un lugar donde anheles regresar cada mañana, no permitas que algo que está presente en tu cabeza te impida disfrutar lo que haces, al final si tu trabajo es lo que amas y lo que te hace levantarte de tu cama para seguir con esa rutina que tanto te costó construir, hazlo, pero sin poner en riesgo tu propio bienestar y el de los que te rodean.

 

Acaba con esa relación toxica

tóxica!

asd

Los 7 principios de la Negociación INDAGADORA

Ya que empezaste a leer este artículo, quiero que te hagas un par de preguntas sobre negociación, ¿Qué alternativas tienes cuando obtienes un “NO” intentando cerrar una negociación? ¿Comprendes la diferencia entre vender y negociar? Esta y otras preguntas también se las he hecho a mi buen amigo Alejandro quien trabaja en compra/venta de vehículos y se encuentra constantemente en situaciones relacionadas a negociación indagadora, generando en él dudas sobre estos cuestionamientos.

Hace un par de meses escribí mi primer artículo sobre negociación (este es el enlace si no lo has visto aun 5 puntos estrategicos que te acercan al exito), lo cual me llevo a seguir aprendiendo sobre el tema (a la vez poniendo en práctica todo lo que iba aprendiendo) ya que esta es una de las ciencias de la vida de las cuales no se aborda mucho (por no decir nada) en las aulas de clases per se. Por eso he considerado importante abordar mi percepción de los “7 principios de la negociación indagadora” planteados por Max Bezerman y cómo tener claro estos puntos han ayudado a Alejandro en su gestión de negociación. Veamos entonces cuales son:

Figura con los principios de la negociación indagadora.

asd

Principio 1: No te limites a preguntar ¿qué?, pregunta ¿por qué?asd-1

Para Alejandro este primer principio resultó un tanto desconcertante, ya que podemos pensar que negociar se trata sobre saber ¿Qué es lo que desea la otra parte?, y si, saber que quiere es muy importante, sin embargo, reconocer porque lo quiere nos da mucha más información para poder cerrar el trato, debido a que de esa forma reconoces las necesidades internas de tu contraparte y te permite jugar mejor tus cartas.

Principio 2: Reconcilia intereses, no peticiones.

asdCuando a Alejandro sus clientes le quieren comprar un vehículo y le hacen una lista interminable de beneficios adicionales por la compra, cerrar el trato se complica. Es aquí donde él debe llevar a cabo una estrategia más indagadora, ¿Cómo?, desvía el enfoque un momento de las peticiones y empieza buscar en los intereses de esas peticiones. ¿De qué manera se pueden integrar estos interese del cliente? Y es en ese momento donde se abre la oportunidad, ya que indagando se ha dado cuenta de que el cliente de obtener estos beneficios está abierto a adquirir más de un vehículo.

Principio 3: Crear un terreno común, con aliados poco comunes.

asdLa unión hace la fuerza dicen por ahí, y este principio trata sobre eso. Alejandro se dio cuenta de que había mucho mercado por explotar con el comprador del punto 2, sin embargo, reconoce que no posee la capacidad para satisfacer una demanda más amplia. ¿Cerrar negociaciones es la opción? Es ahí donde Alejandro se ha planteado buscar alianzas estratégicas con otros suplidores (competencia a la vez) para poder cumplir con el negocio acordado. A veces debemos explorar bien a nuestros competidores y tener bajo la manga la carta de una posible asociación estratégica que beneficie a ambos.

Principio 4: Interpretar las peticiones como oportunidades.

asd¿Qué pasaría si el cliente de Alejandro no cumpliese con su petición de vehículos a cambio de obtener los beneficios adicionales solicitados por la compra?, esta fue una pregunta muy relevante que Alejandro se planteó durante la negociación. ¿Basta con la palabra del cliente?, es aquí donde entran los contratos o cláusulas de contingencia dentro de una negociación, donde si el cliente no cumplía con oferta de compra realizada a Alejandro en un rango de tiempo, se vería obligado a pagar un monto adicional como penalidad por incumplimiento. ¿Se ha guardado las espaldas Alejandro con esta cláusula? Me parece que sí.

Principio 5: No descartar NADA, pensando que “Es problema de ellos”.

asdY si el cliente de Alejandro le hubiese solicitado el traslado de los vehículos nuevos hasta un cierto punto en Managua debido a que no contaba con el suficiente personal en el momento para poder hacerlo, ¿Sacrificaría el negocio por esta petición, aduciendo que es “problema de ellos” como mover los vehículos comprados?, este es un principio muy asociado a la actitud, muchas veces el “problema de ellos” se vuelve el nuestro. Perder una buena negociación por cosas que están al alcance de poder resolver para la contraparte y no hacerlas, resulta muchas veces en una pésima decisión.

Principio 6: No dejar que las negociaciones acaben con el rechazo de la oferta.

asdEste es uno de mis principios favoritos, ya veremos por qué. Supongamos que el cliente ha rechazado la oferta de Alejandro y no se ha podido cerrar el trato. ¿Qué debe hacer Alejandro? ¿Dar la media y listo?, pues la respuesta es no, y la razón es simple, si el cliente ha rechazado su oferta es porque hay un motivo de por medio y lo más útil que puede hacer Alejandro es preguntar ¿Cuál ha sido la razón?, tal vez conocer la razón incluso le permita desarrollar una mejor contra oferta e incluso recuperar el trato que daba por perdido.

Principio 7: Se debe entender la diferencia entre Vender y Negociar.

AAAACuando le hacia esta pregunta a Alejandro, él me respondía que le parecen términos muy parecidos, y de hecho son términos parecidos, pero no son iguales. Vender se trata sobre poder mostrar a un cliente las mejores cualidades del producto o servicio que ofrecemos para tratar de convencerlo de que compre, mientras que negociar, abarca vender y muchas cosas más, como reconocer los intereses del cliente, cuál es su BATNA, si tiene un precio de reserva, si tiene un ZOPA (todos estos términos los abordamos en el artículo mencionado al inicio), por lo tanto, pensar que al vender estamos negociando puede resultar un tanto errado.

La diferencia entre alcanzar el éxito o no en una negociación utilizando los principios antes mencionados estarán en nuestra capacidad para poder reconocer los detalles en la situación que estamos llevando, estos siempre hacen la gran diferencia entre poder cerrar o no un trato beneficioso. Comprender esto resulto muy ventajoso para Alejandro y espero lo sea para ti también estimado lector.

Siempre es un gusto para mi poder compartir un poco de conocimiento y experiencia.

¡Saludos Cordiales!


q

Créditos a las publicaciones de Max Bazerman y Deepak Malhotra con el libro “El negociador genial” y a George Siedel con su libro “Negociar, ruta hacia el éxito”.

1

4 recomendaciones para alcanzar ÉXITO al presentar tu examen PMP.

Si has empezado a leer este artículo es porque probablemente te estás preparando o quieres prepararte para obtener la certificación Project Management Professional (PMP).

Si es así, permite felicitarte de ante mano, ya que te está acercando a obtener una de las certificaciones más prestigiosas y de mayor crecimiento de los últimos años en el mundo..

Según el Project Management Institute (PMI) “Project Management Professional (PMP) ® es la certificación más importante reconocida por la industria para los gerentes de proyectos en el mundo con más 800 mil profesionales certificados” es ese prestigio el que la convierte en una certificación no tan sencilla de obtener.

Sin más preámbulo veamos cuales son las 4 recomendaciones que debes tomar en cuenta al momento de prepararte para el examen:

  1. 1Autoevalúa tu experiencia en proyectos: Esta parte resulta fundamentalmente debido a dos aspectos:
    1. Si no tienes experiencia en proyectos usando el estándar del PMI, es muy probable que tu entrenamiento deba ser orientado por bibliografías que ya tomen en cuenta este factor y su contenido sea muy explicativo sobre los procesos del PMBOK.
    2. Si tienes ya experiencia en proyectos utilizando el estándar del PMI, seguramente solo necesites adentrarte en el PMBOK para poder asociar tu experiencia con la teoría.

Una vez reconocido en que ámbito te encuentras podrás empezar el segundo paso que describiré a continuación.

  1. 1Crea tu plan de estudios: En esta parte, una vez hayas reconocido el camino que quieres llevar, debes definir cuál será el calendario de estudio, cuanto tiempo estudiaras por día, que día de la semana has de descansar (esto es muy importante), que libros usaras para estudiar, que simulador ocupara, etc.

Saltar este paso significa realiza una preparación a ciegas, y de he hecho va en contra de uno de los principios del PMP “No se debe ejecutar, aquello que no ha sido planificado previamente”.

Nota: En lo personal no suelo aconsejar sobre un número uniforme de horas para estudio, puesto que considero que eso depende de las condiciones del postulante, en mi caso yo realizaba sesiones diarias de no más de 1 hora, en cambio, tengo colegas que lo hacían hasta por 3 horas al día.

  1. 1Practica simulaciones: Esta parte debes considerarlo tal cual fueses un corredor preparándose para la competencia. Acá debes tomar en cuenta obtener un buen programa simulador (en caso de que decidas realizarlo por computador) que te permita hacer pruebas tomando en cuenta diferentes variantes, con esto me refiero a lo siguiente:
    1. Que posea un volumen amplio de preguntas.
    2. Que te facilite hacer pruebas por área de conocimiento o por grupo de procesos o mezclando ambas.
    3. Que te permita llevar un seguimiento de los resultados de las pruebas que vas realizando.
    4. Que te deje definir a tu gusto el número de preguntas con las que quiere evaluarte.

Ya en este punto debes estar claro si quiere realizar el examen en computador o en papel, ¿Por qué te comento esto?, debido a que es recomendable que las simulaciones las realices en el medio en el cual presentaras el examen. Si has decidido presentarlo por escrito (Actualmente en Nicaragua solo se puede presentar por escrito) mi sugerencia es conseguir el mayor número de preguntas de diferentes bibliografías y de esa forma preparar exámenes por escrito para practicar.

  1. 1Vuelve el aprendizaje parte de tu día a día:Para ser PMP debes prepararte para absorber una gran cantidad de información la cual debes procesar para la toma de decisiones. ¿Qué mejor manera de absorber esta información que llevándola a la practica en tu día a día?, si, así tal cual lo acabas de leer, empieza a poner en práctica cada proceso que vayas estudiando para el examen. El 90 % del conocimiento se asimila cuando se pone en práctica.

Sé que en el título del artículo he puesto 4 recomendaciones, pero cuando se trata de prepararse para ser PMP nunca se tiene suficientes recomendaciones, por ende, me gustaría dejarte una adicional.

  1. 1Únete a un grupo de estudio: Esta es una recomendación opcional, ya que el estudio en grupo ofrece tantas ventajas como desventajas, sin embargo, me gustaría enfocarme en las ventajas que yo encontré al ser parte de un grupo de estudio:
    1. El debate de temas de estudios facilitaba la retención de conceptos.
    2. La competencia siempre es buena, te obliga a dar ese porcentaje extra para ser mejor.
    3. Siempre tendrás a quienes consultar sobre temas en los cuales tengas dudas.
    4. Se orientan como un equipo a alcanzar una meta en común.

Si no conoces personas que vayan a presentar el examen en el mismo periodo que tú lo tienes pensado para unirte o formar un grupo de estudio, acércate a tu capitulo PMI local, que con gusto te brindaran todo el apoyo que necesites en tu postulación a ser PMP o a cualquier otra certificación PMI que desees estudiar.

Todos los puntos que he presentado en este artículo han sido el producto de mi experiencia cuando era postulante a la certificación y que me llevaron a alcanzarla con éxito.

Ha sido un gusto compartir contigo este artículo, espero que la información te sea de mucho provecho.

¡Saludos Cordiales!

q

q.png

5 puntos estratégicos que te acercan al éxito en una negociación.

Todo el mundo se ha visto envuelto alguna vez en un tipo de negociación en sus vidas. Negociar es algo tan común y lo hacemos cuando vamos a los mercados por alimentos, cuando compramos vestimentas, si adquirimos un vehículo o una casa, cuando vamos al banco a solicitar un préstamo (y si no negocia en las situaciones anteriormente expuestas, le sugiero empezar a hacerlo), porque al final, negociar es parte de la vida misma.

Supongamos el siguiente escenario; Raquel es una joven asalariada que busca obtener un préstamo de un banco para comprar su casa. Ella se dirigirá al banco en el área encargada de préstamos, sin embargo, Raquel no lleva aun un plan de negociación elaborado para solicitar ese préstamo, lo cual solamente propiciara que ella acepte o rechace las condiciones que le quiera imponer el banco, y eso, NO ES NEGOCIAR.

Veamos 5 puntos que debe Raquel plantearse antes de ir al banco a solicitar su préstamo:

       I.          Figura con puntos clave de una negociación.

q.png

  1. ¿Cuál es mi objetivo en esta negociación? ¿Por qué quiero alcanzar este objetivo?

q.png

Cualquiera pudiese pensar que el primer punto sería ya empezar el “estira  y encoge” con el agente de banco sobre precios o tasas, pero no es así. Primero debemos estar claros de qué es lo que queremos obtener y por qué.

En el caso de Raquel, ella tiene claro que quiere obtener un préstamo para comprar una casa, desea obtenerlo porque no cuenta con los medios propios para hacerlo directamente. Responder estas preguntas nos obliga a buscar toda la información que podamos sobre préstamos de vivienda antes de ir a solicitar y/o negociar con un banco, no debemos olvidar que “La información es poder”.

Es importante resaltar, que, si este punto no se tiene del todo claro, llevar a cabo una negociación resulta en altas probabilidades de volverse un fracaso.

2. ¿Qué tipo de negociación debo llevar?

q.png

Esta pregunta debe formar parte de mi plan porque existen principalmente dos tipos de negociaciones: de integración (ganar-ganar) o de distribución (ganar-perder).

Es recomendado llevar una negociación integrativa, esto requiere que ambos participantes se beneficien de la negociación. Raquel por lo tanto deberá estar preparada a contra ofertar con el objetivo de buscar una opción de ganar-ganar, ya que ella está interesada en obtener el préstamo y el banco en colocarlo. Si Raquel acepta una oferta del banco sin hacer una evaluación es muy probable que se enfrente a un escenario ganar-perder, donde gane el banco y pierda Raquel.

3. ¿Cuál es mi BATNA?

qBATNA (Best Alternative to Negociated Agreement) no es más que la mejor alternativa de negociación en caso de que no se logre un acuerdo. Es necesario tener esta opción identificada antes de ir a negociar.

En el caso de Raquel su BATNA está en quedarse a vivir dos años más con sus padres mientras logra ahorrar más dinero y puede afrontar mejores condiciones de financiamiento para la casa propia.

Nota: Reconocer tu BATNA te permite actuar con confianza y eso lo transmites a través de tu lenguaje en la negociación.

4. ¿Cuál es mi ZOPA?

qZOPA (Zone of possible Agreement) es ese rango de precio el cual definimos como aceptable, esto quiere decir que reconocemos un precio mínimo y uno máximo y que, si la propuesta que recibimos está dentro de ese rango, nos acercaremos a cerrar el trato.

Raquel debe pensar en precio de mensual que estaría dispuesta a pagar, lo cual ira directamente vinculado al número de meses, monto inicial de prima, entre otras variables.

5. ¿Cuál es mi precio de reserva?

qEl precio de reserva, es el precio más bajo que estás dispuesto a aceptar, como vendedor, o el más alto que estás dispuesto a pagar, si eres el comprador.

Es importante conocer este precio porque así podrás valorar durante la negociación si puedes salirte de tu ZOPA y pagar un poco más sin comprometer tu estabilidad económica.

En el caso de Raquel, ella reconoce que su ZOPA está en pagar una cuota por la casa entre 100 y 150 dólares por mes (y es en ese rango que llevará la negociación para alcanzar un acuerdo favorable), sin embargo, reconoce que tiene un precio de reserva que puede pagar de hasta 165 dólares.

Este último punto es muy importante, y solo se debe activar en caso de que la persona considere que necesita llegar a un acuerdo en la negociación como un beneficio clave para sus intereses.

Crear una estrategia de negociación puede resultar clave para cosechar éxitos en el ámbito personal o empresarial. Debemos estar claros que a medida que se van practicando los puntos anteriormente mencionados las habilidades de negociación irán en incremento. ¡La práctica hace al maestro!

Así como hemos desarrollado estos puntos, existe muchas otras variantes más en las negociaciones que se deben estudiar.

Ha sido un gusto compartir contigo este artículo, espero que la información te sea de mucho provecho.

¡Saludos Cordiales!

q.png

Créditos a George Siedel y su libro “Negociar, ruta hacia el éxito: Estrategias y habilidades esenciales”.

qwe.png

6 puntos que llevaran al fracaso tu empresa según el “Arte de la Guerra”.

Imaginemos la siguiente situación “Son las 10 a.m. de un lunes y nos encontramos meditando acerca de la presentación sobre estrategia de ventas que nuestro jefe nos solicitó un par de semanas atrás para ser expuesta hoy por la tarde. La presentación aún no está lista, debido a que no tenemos claro los puntos que se deben evaluar en la presentación para evitar el fracaso y apuntar hacia el éxito en nuestra estrategia de negocios” y la pregunta del millón es ¿Qué debemos considerar?

La situación anteriormente expuesta es más común de lo que parece en las organizaciones en Nicaragua, sin embargo, ¿Qué consecuencias tienen NO conocer los puntos ciegos de tu estrategia? El Arte de la Guerra (uno de los mejores libros de estrategias escrito en la historia), desde su visión característica, sugiere 6 puntos que te llevar el fracaso en la implementación de una estrategia, si no haces una correcta evaluación de ellos:

Imagen con los 6 puntos que te pueden llevar al fracaso estratégico.

qwe.png

Desglosemos brevemente cada uno de estos seis puntos:

  1. qweNo calibrar el número de fuerzas: Desconocer tu capacidad instalada se paga caro, es imperante mente necesaria poder tener una idea clarísima cuanta gente o equipos necesito para producir X para una demanda Y.
  2. Ausencia de un sistema de fuerzas y qwecastigos: Nada mejor que dejar clara las reglas del juego desde un inicio, jugar con la incertidumbre sobre los éxitos o fracasos de un colaborador no es factible, es mejor que de entrada sepa cómo se le reconoce su esfuerzo o como ha de sancionar su falta del mismo (ojo con esto, los sistemas de recompensa o sanción deben ser totalmente apegados a la legislación laboral y no crearlo de una forma arbitraria o personal).
  3. Insuficiencia de entrenamiento: “Capacitar a tu personal para que desarrolle o incremente sus habilidades nunca va a ser tan caro como no hacerlo” decía Derek Bok, expresidente de Harvard. Tener personal con habilidades limitadas o nulas, solo conlleva a una de las palabras más temidas en las empresas “reproceso”qwe.png
  4. Pasión IrracionalqweTener una actitud positiva siempre multiplica (Victor Kuppers y su teoría sobre V=(C+H)*A), sin embargo, la estrategia debe estar cuantificada y el esfuerzo debe tener un objetivo en común, todas esas ganas que puede expresar el equipo deben tener un fin racional y no solo “remar a ver hacia donde llegamos”.
  5. Ineficiencia de la ley del orden: Tener un título de jefe, definitivamente no te acredita como un líder. Desarrollar la habilidad de hacer que tu gente te siga y crea en tus decisiones es un punto clave para que la estrategia no fracase. Todos los 4 puntos anteriores pueden estar perfectos, pero si esta falla, se cae todo. La estrategia debe considerar como desarrollar liderazgo para el cumplimiento de órdenes.qwe
  6. No seleccionar a los soldados fuertes y resueltos: qwe.pngSiempre he creído que el reconocimiento de talento es un arte completamente distinto al simple hecho de contratar. Estar claro de las características que necesitas a lo inmediato y de las habilidades que puedes desarrollar en tu equipo, te va a llevar a convertirlos en excelentes colaboradores para el cumplimiento de tu estrategia.

Crear una estrategia empresarial (de ventas, producción, distribución, etc.) no debe ser un motivo de dolor de cabezas, al contrario, debe convertirse en nuestro eje para poder alcanzar o mantener el éxito en nuestras organizaciones.

Ha sido un gusto compartir contigo mi visión sobre el arte de la guerra y los puntos que debemos considerar evitar para no fracasar en nuestra estrategia empresarial.

¡Saludos Cordiales!

AER.png

1234.png

¡Quiero Emprender! pero… ¿Por dónde empiezo? 4 puntos básicos para comenzar un negocio.

El emprendimiento resulta en este nuevo milenio una de las claves del desarrollo económico de un país. No es una regla que para ser emprendedor es necesario haber estudiado Masters, doctorados, ni siquiera una carrera profesional, es un tema muy relacionado a la actitud, sin embargo, la actitud requiere complementarse de habilidad y conocimiento para contar con mayor posibilidad de éxito. El Banco Mundial en uno de sus primeros informes de emprendimiento en Latino-América y el Caribe en esta década, define a los emprendedores de la siguiente forma:

“Los emprendedores de éxito son individuos que transforman ideas en iniciativas rentables. A menudo, esta transformación requiere talentos especiales, como la capacidad de innovar, introducir nuevos productos y explorar otros mercados. Se trata de un proceso que también precisa la habilidad de dirigir a otras personas, priorizar las tareas para aumentar la eficiencia productiva y darles a los recursos disponibles el mejor uso posible”

Fuente: http://www.worldbank.org/content/dam/Worldbank/document/LAC/EmprendimientoAmericaLatina_resumen.pdf

Por lo tanto, para tener éxito en el emprendimiento hacen falta aptitudes las cuales el emprendedor debe de preocuparse por adquirir para poder mantener el control en el desarrollo de su idea de negocio.

Esa es el principio fundamental de este artículo, mostrar los aspectos básicos que se deben tomar en cuenta por un emprendedor antes de llevar a cabo una idea de negocio.

Gráfico con etapas en la Formulación y Evaluación de ideas de negocios.1234.png

Estos son los 4 pasos básicos en el desarrollo de ideas de negocios: