Aprende a sobrellevar tu trabajo si sufres de estrés y ansiedad

Escrito por Alejandra Murillo – 25/8/2021

Trabajo y estrés, normalmente solemos relacionar estas palabras con facilidad, por el hecho que hemos catalogado el trabajo como un lugar en donde te sientes apretado en cuestiones de agenda y organización, pero en este caso podemos ver cómo el orden de las palabras puede alterar la interpretación; si cambiamos el «aprender a sobrellevar el estrés del trabajo» por «aprender a sobrellevar tu trabajo si sufres estrés», claramente hay una diferencia, no siempre las cuestiones laborales son la causante de tus problemas con la frustración; la ansiedad es un altercado muy constante en toda la población, que te obstruye al realizar con regularidad tus obligaciones, por eso aprenderemos cómo lidiar con esta problemática de forma natural.

La ansiedad es subjetiva, a veces viene del trabajo, sí, pero no descartamos otras razones, por el cual, este trastorno puede nacer e implementarse en nosotros, la verdad que, si nos ponemos a explorar el sin números de provocantes, encontraremos factores de todo tipo que se desarrollan en un solo punto: nuestra vida personal. No todo en el mundo o en nuestro mundo gira alrededor de un empleo, hay otros miles de razones por las cuales nuestra cabeza mantiene preocupaciones, y es necesario saber separar tu vida privada con tu vida profesional, a esto me refiero de forma general.

Hay una frase que me llama mucho la atención, «al momento de entrar a tu trabajo deja tus problemas colgados en la entrada», es válido, incluso tiene sentido, pero no es sencillo, solo considera, ¿cómo lograrías desprenderte de tus pensamientos? Lo sé, suena complicado, descuida, no hay nada imposible en esta vida.

El estrés, la ansiedad o problemas (no importa cómo quieras llamarlo), se presentan en todas las personas de todas las edades, no hay un límite de edad en donde uno puede decir, «¡está bien, ya fue suficiente!», lo que sí hay es un momento para decidir controlarlo.

1- Descubre la fuente de tu estrés/ansiedad.

Es un trabajo duro identificar la causa, a veces suele venir por traumas que no se han superado, o simplemente de algo momentáneo, solo repasa un instante y descubre el motivo de tu inquietud, ya sabiendo esa información, lograrás estabilizar tus emociones lo más rápido posible.

No es un consejo eliminar el problema de un modo impulsivo, no te recomiendo eso, nada se resuelve si se acciona sin pensar, te aconsejo que estudies tu situación y busques una solución si de ti depende.

 2- Aparta tu vida de tu trabajo.

En experiencias pasadas, por lo que he observado he aprendido que nunca se deben mezclar lo personal con lo laboral, así como no es correcto trabajar en momentos en los cuales estás en familia, tampoco lo es involucrar tu trabajo en cuestiones familiares, si es posible evita hablar de ello mientras estás en el ambiente profesional, ante todo queremos demostrar actitudes elocuentes, si te empeñas en pensar y seguir pensando en aquello que no te deja en paz, será más difícil dejarlo afuera, recuerda la frase del principio.

¡Ojo con esto!, no me refiero que lo mejor es guardarte tus conflictos, es recomendable expresarlos, pero hay momento para todo, y suelo creer que el trabajo no es un lugar en dónde te puedes dar ese lujo.

3- Prepárate psicológicamente antes de empezar tu rutina laboral.

Aunque intentemos solucionar los problemas al instante, lastimosamente hay unos que toman más tiempo, y pueden llegar hasta el siguiente día en donde tienes que iniciar otra vez con tus obligaciones, tal vez no te levantes con ánimos, pero si puedes crear hábitos que te ayudan a mejorar el ánimo.

Levántate temprano, sal a correr, haz ejercicio, cocina un buen desayuno y despeja tu mente, para estar fresco y destacar en tus oficios.

4- Considera trabajar desde casa. (si te es posible)

Como habíamos mencionado hay muchos tipos de ansiedad, no todos se enlazan con problemas externos al trabajo, en algunos casos las personas son hipersensibles al estar en público y se estresan con tan solo estar en contacto con otras personas, se les hace más arduo el mantener sociabilidad con las demás personas. Crea un horario no tan estructurado.

No siempre es posible que la empresa te permita esta opción, de manera de sustituir el consejo anterior, aprovecha los days off o días libres, en los cuales puedes despejar tu mente y hacer cualquier actividad de tu agrado.

5- Recurre a un especialista.

Así como hay varias formas de poder controlar la ansiedad y el estrés, no todas pueden resultar eficaces, a veces no es suficiente solo tener la disposición, así que lo mejor en ciertos casos es buscar un profesional en el asunto, y que este te ayude a manejar tus problemas.

Les daré un ejemplo, desde que empecé a crecer y tener más responsabilidades, se me desarrolló una ansiedad un poco molesta, no sabía cuál era la fuente de ese repentino trastorno y pase un largo tiempo ignorándolo y viviendo con los resultados de este problema, hasta que me percate que era algo que afectaba mi desenvolvimiento, entonces decidí recurrir a un especialista con quien he venido trabajando, es algo muy liberador en muchas cuestiones, aparte de ayudarte con tus complicaciones en los temas laborales, también causa un efecto que, inconscientemente te ayuda a cambiar tus hábitos y perspectivas de tu normalidad.

No hagas lo que un día varios hicimos, ignorar esto que es real, subestimamos los trastornos porque nos da la sensación de sentirnos débiles, no lo eres por aceptar que en ocasiones tu gran canasta de resistencia no puede con tanto, las personas no somos perfectas, no hay que señalar algo que nos afecta como «anormal», la primera prueba de auto respetarse es cuidar nuestra salud mental y física.

Tu trabajo importa, pero tu bienestar igual, convierte ese ambiente laboral en un lugar donde anheles regresar cada mañana, no permitas que algo que está presente en tu cabeza te impida disfrutar lo que haces, al final si tu trabajo es lo que amas y lo que te hace levantarte de tu cama para seguir con esa rutina que tanto te costó construir, hazlo, pero sin poner en riesgo tu propio bienestar y el de los que te rodean.

 

Acaba con esa relación toxica

tóxica!

Comments are closed.